La industria aeroespacial y de defensa prevé crecer un 4,1% en 2018

La industria mundial Aeroespacial y de Defensa se prepara para un crecimiento de 4,1% en 2018 respecto a 2017. Las previsiones optimistas no solo se mantienen, sino que crecen siendo la producción comercial de aviones y los gastos en defensa los dos motores clave para el crecimiento de este sector, según el informe ‘Predicciones de la industria Aeroespacial y de Defensa 2018′ realizado por Deloitte.

10/05/2018

La producción global de aviones comerciales crecerá un 4,8% lo que beneficiará a la industria española. Además la demanda de productos militares de defensa está aumentando en todo el mundo, especialmente aquellas herramientas dedicadas a la protección de ataques cibernéticos.

Para Óscar Martín Moraleda, socio de Deloitte, las estimaciones indicadas en el informe refuerzan el optimismo de esta industria en España que, empleando a más de 55.000 personas, factura más de 10.000 millones de euros, de los cuales un 83% se corresponde con exportaciones.

Dos hitos clave para el 2018: ocio y gasto en defensa

Por un lado, el optimismo económico ha incrementado los desplazamientos, haciendo que se espere para este 2018 un aumento de la producción mundial de aviones comerciales del 4,8% (1.585 unidades en 2018 respecto a las 1.481 de 2017). Además, las previsiones para los próximos 20 años también son positivas al pronosticar la construcción de 36.780 aeronaves.

Sin embargo, y como destaca Robin Lineberger, líder de la industria aeroespacial y de defensa de Deloitte, para alcanzar el crecimiento esperado de las aeronaves comerciales quedan desafíos clave que la industria debe considerar en su plan estratégico como son el fortalecimiento de la cadena de suministro, las inversiones para una gestión cada vez más eficaz y el desarrollo e implementación de nuevas tecnologías en los aviones. Sin duda, tal y como indica Óscar Martín, la industria aeroespacial y de defensa española debe afrontar estos desafíos continuando con su clara apuesta por un producto de calidad y por las inversiones en I+D+i, pero también afrontando desafíos estratégicos como respuesta a nuevos competidores en mercados emergentes para esta industria.

Por otro lado, y con motivo de las amenazas a la seguridad y las tensiones internacionales, los ejecutivos de muchas regiones clave han incrementado el gasto en defensa en sus presupuestos de gobierno. Es el caso de Rusia, China, Estados Unidos e India. La Unión Europea, por su parte, incrementó el gasto militar en un 3,3% durante el periodo de 2010 a 2016. Se espera que para 2022 dedique 372 billones de dólares. De esta forma, la demanda de productos militares de defensa está aumentando en todo el mundo, especialmente aquellas herramientas dedicadas a la protección de ataques cibernéticos.

Tendencias mundiales

En primer lugar, el informe de Deloitte señala que las fusiones y adquisiciones van a continuar ganando impulso en la industria mundial Aeroespacial y de Defensa para este 2018 respecto al valor obtenido por la industria global de Fusiones y Adquisiones (M&A en inglés) que alcanzó la cifra de 51.500 millones de dólares en 2017. Recordemos que las M&A suponen una herramienta estratégica para el crecimiento empresarial al posibilitar el ingreso a nuevos mercados globales y ampliar y diversificar su base de clientes.

En paralelo, las presiones a los fabricantes de equipamiento original (OEM en inglés) de aviones y la expansión de los servicios de posventa de alto margen les está obligando a implementar economías de escala en sus negocios con el objetivo de reducir sus costes.

En segundo lugar, las exportaciones de la industria aeroespacial y de defensa disminuyen en EE.UU. para este año. En 2017, las facturaciones estadounidenses de este sector experimentaron una ligera reducción, después de varios años de crecimiento continuado. Esta caída se debe al fortalecimiento del dólar estadounidense y a la creciente competencia de potencias mundiales como Rusia y China. Si bien las exportaciones continuarán siendo importantes a nivel mundial, las políticas regulatorias provenientes de la administración de los Estados Unidos tendrán impacto sobre los resultados económicos de éstas. Además de las trabas burocráticas del gran magnate americano, las certificaciones de los reguladores europeos suponen también un desafío para este sector.

Por último, destacar el incremento de los viajes de turismo, siendo especialmente aguda la demanda de este tipo de trayectos en Asia Pacífico con motivo de la expansión de su clase media. Sin embargo, y como respuesta al incremento de la libertad de movimiento, muchos gobiernos han adoptado una actitud preventiva ante posibles amenazas. Por este motivo, los gastos militares prevén incrementar de forma generalizada en las principales regiones del mapamundi.

Fuente: http://www2.deloitte.com/es/es/pages/manufacturing/articles/claves-industria-aeroespacial-y-defensa.html

Share