COVINIRs: nuevo método de detección rápida y económica de la COVID-19

El proyecto COVINIRs tiene como objetivo general diseñar y validar un método rápido y económico basado en espectroscopía de visible-infrarrojo cercano (Vis-NIRS) para la anamnesis/diagnóstico rápido de COVID-19.

Un equipo creado por la Universidad Rey Juan Carlos y Boscalia Technologies S.L. (empresa icubada en ESABIC de la Comunidad de Madrid), con años de experiencia en otras aplicaciones de esta técnica, ha comenzado de forma altruista un estudio en muestras infectadas y no infectadas con resultados prometedores. Con los medios adecuados, esta técnica podría aplicarse en cuestión de meses a gran escala.

Para ello están contando con la colaboración de los hospitales Clínic de Valencia (a través del INCLIVA), Fundación Alcorcón, Gregorio Marañón y Rey Juan Carlos, las universidades de Alcalá de Henares y Complutense de Madrid, la Generalitat Valenciana y distribuidores de equipos como JASCO Analitica Spain y BONSAI Advanced Technologies.

La técnica: espectroscopía del visible-infrarrojo cercano (vis-nirs)

La espectroscopía de infrarrojo cercano (NIRS en adelante) es una técnica capaz de registrar las propiedades de la materia mediante pulsos de energía aplicados sobre una muestra en el espectro de absorción que se extiende desde el visible (780nm) hasta los 2500 nm . Los pulsos de energía lumínica aplicados penetran a través de su superficie causando la vibración de las moléculas y siendo luego dispersados en todas las direcciones en función de la composición de la muestra. Las vibraciones se corresponden con los diferentes enlaces moleculares y grupos reactivos de las sustancias presentes. Los espectros obtenidos en el rango del infrarrojo cercano son complejos y tan característicos de cada muestra como una huella dactilar, lo que permite, mediante diversas técnicas estadísticas y de modelización relacionarlos con sus múltiples componentes y propiedades. En el caso de los seres vivos dicha huella dactilar está directamente correlacionada con el metaboloma. Esta misma técnica se desarrolla habitualmente incorporando total o parcialmente el espectro visible (350 – 780nm), lo que mejora la calidad de la información en algunos análisis. En este caso se habla de Vis-NIRS.

La NIRS y Vis-NIRS son técnicas precisas, rápidas, con un bajo coste de análisis, que no destruyen ni modifican las propiedades de la muestra. En este sentido las características de ambas técnicas permiten realizar un gran número de análisis en un periodo de tiempo muy corto: menos de 1 min desde la introducción de la muestra hasta la obtención del resultado, con un coste limitado al del propio equipo y al del técnico que lo maneja. Además, se trata de técnicas seguras tanto para el operario como para el medio ambiente al no precisar la muestra de ningún procesado previo ni del uso de reactivos químicos, lo que genera mínimos residuos.

Fuente: http://boscalia.org/covinirs

 

Share