EUGENIO FONTÁN: ‘NO PODEMOS CREER QUE LA ECONOMÍA Y LA ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA ES MODERNA CON UN PARO DEL 25%’

El decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones (COIT), y Director Gerente del Cluster Aeroespacial de Madrid, Eugenio Fontán, ha denunciado que “no podemos creer que la economía española es una economía moderna y que la Administración española es una Administración moderna cuando tenemos tasas de paro del 25% y cuando los mejores de nuestra juventud están trabajando fuera de España”.

Así, ha mostrado su “preocupación” y la del COIT por el empleo juvenil, ha reivindicado que en la profesión de los ingenieros de telecomunicaciones la tasa de paro juvenil “es muy baja, del 6%” y ha lamentado que las empresas españolas “en general, no están dando la oportunidad de desarrollo profesional a los jóvenes ingenieros que nos parece idónea”.

En una entrevista concedida a Europa Press con motivo de su presencia esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) dirigiendo el encuentro ‘Creatividad e Innovación’, ha considerado que estas empresas “no se dan cuenta del enorme potencial que tienen sus jóvenes profesionales”.

“Hay que facilitarles su desarrollo profesional. Además del sueldo que reciben, tienen que tener capacidad y el apoyo de su empresa para mejorar su desarrollo profesional y no solamente utilizarles como carne de cañón”, ha manifestado.

Sin embargo, ha lamentado que “es difícil que el modelo empresarial que tenemos, no digamos nada del administrativo, facilite esta transformación de la innovación”. “Normalmente, no se espera de un trabajador joven que aporte ideas a su organización, lo que se espera que es cumpla lo que se le manda de una manera jerarquizada”, ha subrayado.

De esta forma, ha abogado por que España fomente la capacidad innovadora de la juventud, que “es el mejor activo que tenemos”. “Tenemos una juventud bien preparada, tenemos que darle los medios y las herramientas para que sean capaces de transformar este país porque esa transformación difícilmente la vamos a acometer personas que hemos superado ya los 50 años”, ha manifestado.

“no ha entendido la capacidad de las nuevas tecnologías”

Preguntado por el papel del Estado en la potenciación del uso de las nuevas tecnologías, ha dicho ser “escéptico” con la Administración porque “en cualquiera de sus niveles, no ha entendido la capacidad de las nuevas tecnologías y de la innovación” porque “no lo tiene en cuenta el modelo fiscal, el de la seguridad social, el marco de relaciones laborales ni el modelo de licencias y autorizaciones administrativas”.

“En general, todos estos factores de regulación suelen llevar unos años de retraso y estos años de retraso que tiene la Administración español los tiene España frente a los países más avanzados”, ha denunciado.

Esta situación se da, a su juicio, aunque “España es el país del mundo con mayor penetración de smartphones y con mejores redes de telecomunicaciones móviles”, dos herramientas “muy potentes que deberían permitir el desarrollo de soluciones innovadores y que beneficien la creación de empleo de calidad”. “Eso es lo que tenemos que poner en valor”, ha recalcado.

La globalización, “obstáculo para la mayor parte de las empresas”

Asimismo, ha criticado que en España “no existe una cultura que fomente la innovación”, sino “la capacidad de innovación individual y surgen de vez en cuando fenómenos extraordinariamente transformadores —El Corte Inglés, Inditex o Zara—, transformaciones que se han llevado adelante por el liderazgo de una, dos o tres personas”.

En este sentido, se ha referido a la “escasa capacidad de innovación del tejido productivo español”.”No es que los españoles no seamos innovadores, sino que no somos capaces de aprovechar el impulso innovador, que puede venir por mejoras tecnológicas, en las comunicaciones, en las infraestructuras, en la cultura”, ha relatado.

Al mismo tiempo, ha incidido en que “muchos de estos factores”, como la globalización “han desembocado para la mayor parte de las empresas españolas en un obstáculo” y ha reivindicado “la lluvia final del emprendimiento dentro de las empresas, donde equipos con un cierto liderazgo tienen la oportunidad de hacer pequeñas transformaciones que finalmente pueden desembocar en un cambio de cultura e incluso del modelo de negocio de una empresa”.

Frente a modelos de emprendimiento individual como los casos de Inditex o Facebook, ha asegurado que “empresas consolidadas o pequeñas pueden convertirse en grandes simplemente por incorporar esta capacidad de innovación y de emprendimiento intraempresa, lo que considera “muy posible y relativamente fácil” porque “no requiere mucho capital, simplemente atención al corto y medio plazo y que las propias culturas empresariales sean menos jerárquicas”.

Sectores económicos “heridos de muerte”

Fontán también ha criticado que la Administración “es mucho más sensible a las presiones, tensiones y demandas de apoyo de los sectores en crisis, que tienen un poder y piden ayudas para resolver los problemas de la crisis, cuando son sectores que están muchas veces heridos de muerte”.

“Más vale tenerlo presente. Si un sector está herido de muerte, hay que pensar cómo mitigar los daños que puede sufrir, pero por otro lado fomentar que en otros sectores, que a lo mejor son pequeños y que están despertando, pero que son potencialmente mucho más enriquecedores”, ha explicado.

Preguntado por cuáles son estos sectores “heridos de muerte”, Fontán se ha referido a aquellos “que no hayan incorporado las nuevas tecnologías o que no se den cuenta de que los mercados son globales”, al tiempo que se ha referido a que “la capacidad transformadora de las nuevas tecnologías va a llegar a todos los niveles”, como la universidad, el transporte o los medios de comunicación.

“Todos tienen que transformarse. Yo no quiero decir que vayan a desaparecer, por supuesto, pero tienen que transformarse, evidentemente”, ha concluido.

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/2544370/0/eugenio-fontan-no-podemos-creer-que-economia-administracion-espanola-es-moderna-con-paro-25/

Share