LA COMISIÓN PRESENTA UNA NUEVA ESTRATEGIA DE AVIACIÓN PARA EUROPA

La Comisión ha adoptado una nueva Estrategia de aviación, una iniciativa de gran importancia para impulsar la economía de Europa, reforzar su base industrial y contribuir al liderazgo mundial de la UE.

09/12/2015
La Comisión ha adoptado una nueva Estrategia de aviación para Europa, una iniciativa de gran importancia para impulsar la economía de Europa, reforzar su base industrial y contribuir al liderazgo mundial de la UE. Se trata de tres grandes prioridades del Presidente Jean-Claude Juncker, a las que dará respuesta la nueva estrategia, garantizando que el sector europeo de la aviación europea siga siendo competitivo y beneficiándose de una economía global en rápido cambio y en desarrollo. Un sector de la aviación fuerte y que mire al exterior no solo beneficiará a las empresas, sino también a los ciudadanos europeos al ofrecerles más conexiones con el resto del mundo a precios más bajos.

El objetivo de la Comisión es elaborar una estrategia global para el ecosistema de la aviación de la UE en su conjunto. En este contexto, se han establecido las siguientes prioridades:

1. Situar a la EU como actor principal de la escena de la aviación internacional, garantizando al mismo tiempo unas condiciones de competencia equitativas. El sector de la aviación de la UE debe poder aprovechar el potencial de los nuevos mercados en crecimiento. Este objetivo puede alcanzarse a través de nuevos acuerdos exteriores de aviación con los principales países y regiones del mundo. De esta manera, no solo se mejorará el acceso al mercado, sino que se crearán nuevas oportunidades de negocio para las empresas europeas y se garantizarán unas condiciones de mercado justas y transparentes basadas en un marco regulador claro. Los acuerdos también ofrecerán a los pasajeros más conexiones y mejores precios. La conectividad global es un motor del comercio y el turismo y contribuye directamente al crecimiento económico y la creación de empleo.

2. Hacer frente a los límites del crecimiento en el aire y en tierra. El principal reto al que se enfrenta el crecimiento de la aviación de la UE son las limitaciones en materia de capacidad, eficiencia y conectividad. La fragmentación del espacio aéreo europeo cuesta un mínimo de 5 000 millones EUR anuales y genera hasta 50 millones de toneladas de CO2. Las limitaciones de capacidad de los aeropuertos de la UE podrían costar hasta 818 000 puestos de trabajo de aquí a 2035. Es pues el momento de que la UE elabore un plan para hacer frente a la demanda futura de transporte aéreo y evitar la congestión. Por esta razón, la Estrategia destaca la importancia de completar el Proyecto del Cielo Único Europeo, optimizando la utilización de nuestros aeropuertos más activos y supervisando la conectividad dentro y fuera de la UE a fin de detectar las deficiencias.

3. Mantener normas de la UE rigurosas. En interés de los ciudadanos y de las empresas europeas, es esencial mantener normas de la UE rigurosas en materia de protección, seguridad, medio ambiente, cuestiones sociales y derechos de los pasajeros. La Estrategia propone medidas importantes en este sentido y actualiza las normas de protección de la UE a fin de mantener normas de protección rigurosas en un contexto de tráfico aéreo en aumento. Además, un marco normativo eficaz y productivo dará al sector más flexibilidad para prosperar y seguir siendo competitivo a nivel mundial. La Comisión también tratará la manera de reducir la carga de las inspecciones de seguridad y los costes, mediante el recurso a nuevas tecnologías y un enfoque basado en el riesgo. Se reforzará el diálogo social y las condiciones laborales en el sector de la aviación y se perseguirá la adopción de una medida sólida de alcance mundial con el objetivo de lograr un crecimiento neutro en carbono a partir de 2020.

4. Avanzar en la innovación, las tecnologías digitales y las inversiones. La innovación y la digitalización son un catalizador para el desarrollo de la aviación y su función como motor de crecimiento. Europa debe desbloquear el pleno potencial de los «drones». Por ello, la Estrategia propone un marco jurídico que garantice la protección y la seguridad jurídica para la industria y aborda cuestiones relacionadas con la intimidad y la protección de datos, la seguridad y el medio ambiente. Además, unas inversiones adecuadas en tecnología e innovación contribuirán al liderazgo de Europa en la aviación internacional. La Unión Europea tiene previsto invertir 430 millones de EUR[1] anuales, hasta 2020, en el Proyecto de Investigación sobre gestión de tránsito aéreo en el contexto del Cielo Único Europeo (SESAR). El rápido despliegue de soluciones SESAR podría generar más de 300 000 puestos de trabajo. La implantación y optimización de las tecnologías de la información y de la comunicación también desempeñan un papel fundamental para mejorar la capacidad, el rendimiento y la calidad del servicio de los aeropuertos.

Fuente: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-15-6144_es.htm

Share